Now Reading
cómo la terapia de pareja podría salvar tu relación
Advertisements

cómo la terapia de pareja podría salvar tu relación

Published: 09-10-2022 - Last Edited: 16-11-2022

mm
dos manos terapia de pareja matrimonial

Seamos claros: no puede haber una relación sin conflictos. Los conflictos son útiles (aunque no sean imprescindibles) para poner de manifiesto el camino a seguir para que la historia de amor evolucione y crezca. Por lo tanto, el objetivo final de la terapia matrimonial no es eliminar los conflictos, sino aprender a gestionarlos, comprender sus lecciones para superarlos y fortalecer la relación. Esto es lo que puede conseguir la terapia de pareja.

Muchas parejas suelen pelearse porque carecen de las herramientas necesarias para una comunicación eficaz. La mayoría de las discusiones que tenemos siguen el mismo patrón o son sobre lo mismo.
Por eso, ¿no sería estupendo que existiera alguna herramienta accesible que nos ayudara a iluminarnos, a entendernos mejor a nosotros mismos y a nuestra pareja, y a detener el conflicto? La hay, y se llama terapia de pareja.

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es un tipo de psicoterapia que puede ayudar a mejorar la relación con tu pareja. La terapia de pareja o terapia matrimonial puede ayudarte a reconstruir tu conexión si estás sufriendo problemas de pareja o matrimonio.

Un terapeuta suele emplear una serie de técnicas terapéuticas para ayudar a los clientes a comprender sus relaciones, resolver conflictos y mejorar la felicidad de la relación. La terapia matrimonial, la terapia de pareja y la terapia familiar son ejemplos de este tipo de terapia.





Cómo funciona la terapia de pareja

La terapia de pareja puede ayudar a resolver una serie de problemas, como los provocados por factores de estrés externos, las discusiones habituales, los sentimientos de separación, los problemas sexuales y las aventuras amorosas. Por lo general, sólo se utiliza durante un período de tiempo breve.

Aunque los detalles de la terapia de pareja varían en función del enfoque teórico del terapeuta, la terapia de pareja suele incluir los siguientes elementos:

  • Participación del terapeuta en el tratamiento de la relación como un todo, en lugar de cada individuo por separado
  • Enfoque en problemas específicos, por ejemplo, dificultades sexuales, confianza, intimidad, celos)
  • Terapias orientadas al cambio y a la solución
  • Objetivos bien establecidos para el proceso de la terapia

Para que la terapia de pareja sea eficaz, ambas personas deben comprometerse a hacer el trabajo para fortalecer su relación, aceptando al mismo tiempo sus propios defectos y faltas. Es tan vital reconocer los propios malos hábitos como identificar qué es lo que te exaspera de tu pareja.

Relacionado >>> Descubre más sobre el curso online (en inglés) – Comunicación Transformadora para una Relación Extraordinaria – impartido por los expertos en relaciones y comunicación, coaches de PNL, Sophie Parienti y Jesse Gabler

La terapia de pareja no es el lugar donde un miembro de la pareja puede desahogar sus frustraciones, resentimientos o comportamientos dañinos hacia el otro. Su objetivo es encontrar soluciones basadas en el amor, el compromiso y la voluntad de trabajar por una relación sana.

Qué se puede esperar de la terapia de pareja o del asesoramiento matrimonial

Pareja durante sesión de terapia matrimonial

Cada terapeuta tiende a adoptar un enfoque diferente o utilizar un determinado marco de referencia en su práctica. Es crucial averiguar cómo trabaja el terapeuta antes de comprometerse a un bloque de sesiones con él.

Aunque cada terapeuta es diferente, el objetivo final es siempre el mismo, fortalecer la relación.

La sesión inicial de terapia matrimonial suele comenzar con preguntas sobre la historia de la relación y examina los valores de cada miembro de la pareja y sus antecedentes culturales y familiares. Si es necesario, la pareja puede aprovechar esta sesión como intervención en la crisis que puedan estar atravesando.

A continuación, el terapeuta trabajará con la pareja para determinar el tema en el que se centrará la terapia de pareja, establecerá objetivos y creará una estructura para cada sesión.

A lo largo del proceso, el terapeuta ayudará a la pareja a comprender la dinámica del problema y a guiar a ambas partes para que comprendan cómo contribuyen a las disfuncionalidades de la relación.

Esto les hará capaces de ajustar sus percepciones sobre la relación y sobre el otro debido a su mayor comprensión de los retos y dificultades que conlleva una relación.

Al mismo tiempo que se adquieren conocimientos, es igualmente esencial la modificación de los hábitos en el asesoramiento de parejas. Para ayudar a las parejas a integrar lo que han aprendido en la terapia en sus relaciones habituales, los terapeutas de pareja suelen ponerles deberes.

La mayoría de las parejas salen de la terapia de pareja con una mejor comprensión de sus patrones de relación y con las habilidades esenciales para discutir y resolver problemas con sus parejas.

Encontrar el terapeuta matrimonial o de relaciones adecuado para la terapia de pareja.

Encontrar un terapeuta matrimonial es el siguiente paso. Los terapeutas matrimoniales y familiares son los proveedores más habituales de terapia de pareja, pero otros psicólogos y psiquiatras también pueden impartirla. Los amigos o la familia pueden remitirle a un especialista, o si ya está viendo a un terapeuta por otra razón, pueden remitirle a uno.

Un terapeuta de pareja puede observar la relación de la pareja y darles información sobre sus puntos fuertes y débiles, tanto individuales como compartidos. También podría servir de mediador imparcial, aconsejando a ambos miembros de la pareja. Sin embargo, es esencial conocer su enfoque antes de lanzarse a por todas.

Cada terapeuta probablemente adoptará un enfoque diferente o utilizará un marco particular en su práctica. Es crucial averiguar cómo trabaja el terapeuta antes de comprometerse a un bloque de sesiones con él.

Asegúrate de preguntarle:

  • ¿Qué tipo de terapia de pareja ofrece?
  • ¿Qué puedes esperar de las sesiones y del proceso?
  • ¿Qué teorías, técnicas y marcos de trabajo utilizan?
  • ¿Están especializados en algo (infidelidad, adicción, etc.)?
  • ¿Dónde están ubicados?
  • ¿Ofrecen asesoramiento online (si te resulta más conveniente)?
  • ¿Cuál es su disponibilidad y sus precios?

Aunque cada terapeuta es diferente, el objetivo final debe ser siempre el mismo: fortalecer la relación.

Tipos de terapia de pareja

Es probable que cada especialista en terapia matrimonial adopte un enfoque diferente o utilice otro marco en su práctica. Es crucial averiguar cómo trabaja el terapeuta antes de comprometerse a un bloque de sesiones con él. Aunque cada terapeuta es diferente, el objetivo final es siempre el mismo, fortalecer la relación.

La terapia centrada en las emociones (EFT) ayuda a explorar los patrones destructivos. El terapeuta matrimonial puede ayudar a identificar y cambiar los patrones que conducen al conflicto y la desconexión. Al eliminar las barreras, la terapia puede centrarse en mejorar el vínculo y el apego con su pareja. La American Psychological Approach (APA) descubrió que la EFT es eficaz en el 75% de las relaciones.

El método Gottman en la terapia de pareja tiene como objetivo desarmar la comunicación verbal de confrontación, promover la intimidad, el respeto y el afecto, eliminar las barreras que causan el estancamiento y aumentar la empatía y la comprensión.

Aunque el método Gottman se ha basado tradicionalmente en talleres presenciales y en los deberes como material de formación para llevar a casa, muchos terapeutas se han formado para emplear técnicas Gottman personalizadas con las parejas en un entorno privado durante las sesiones de terapia.

La TCC (terapia cognitivo-conductual) se basa en la idea de que los pensamientos influyen en el comportamiento. Se desarrolló inicialmente en terapias individuales para tratar dificultades como la ansiedad, la depresión y la adicción.

Un terapeuta de TCC determinará primero lo que cada miembro de la pareja piensa sobre los problemas que les han llevado a buscar tratamiento. A continuación, la terapia de pareja puede cuestionar sus creencias para desarrollar mejores estrategias de comunicación. Los estudios muestran que la TCC ha sido útil en el tratamiento de los problemas de comunicación y de resolución de conflictos.

La terapia narrativa es un tipo de terapia matrimonial en la que ambos miembros de la pareja cuentan una historia sobre sus problemas matrimoniales. Después, se les anima a revisar sus historias. El propósito de la terapia narrativa es ayudar a las parejas a darse cuenta de que un solo relato no puede captar por completo una experiencia conjunta.

Relacionado>>> Técnicas de PNL para liberar todo tu potencial

La pareja identifica qué creencias no válidas de sus vidas están contribuyendo a sus problemas de relación. A continuación, el terapeuta guía a la pareja para que escriba una historia nueva y más saludable, que honre y satisfaga las necesidades de cada uno, a la vez que promueva una mayor cercanía y conexión.

Cuándo debes considerar la terapia de pareja

Nunca es demasiado pronto para comenzar terapia matrimonial.

Independientemente de tu estado civil, tus creencias religiosas, tu edad o tu orientación sexual, la terapia de pareja puede ayudarte en cada etapa de tu relación. La terapia de pareja es para cualquier relación que sienta que podría beneficiarse de la ayuda de una persona externa.

Como hemos mencionado, los conflictos son normales en las relaciones. Hay muchas cosas que pueden causar discusiones en las relaciones. Éstas son algunas de las más comunes con las que la terapia de pareja podría ayudar:

  • Dinero
  • Crianza de los hijos
  • Familia política o la familia extensa
  • Relaciones previas
  • Diferentes valores
  • Problemas de sexo o intimidad
  • Luchas de poder en la relación
  • Carreras profesionales

Además, los problemas suelen deberse a que ambos miembros tienen valores diferentes que su pareja desconoce o no ha aceptado. Cuando una relación no nos permite vivir según nuestros valores fundamentales, esto puede crear un conflicto interno y externo en la pareja.

Muchos miembros de la pareja comienzan una relación o un matrimonio con una idea de cómo deberían ir las cosas, y luego estas ideas se convierten en expectativas no expresadas que causan conflictos en la relación.

Las parejas a menudo se pelean por preocupaciones más importantes como el adulterio, la pérdida de confianza y otros hábitos destructivos.

La consejería de pareja es una forma efectiva de trabajar con sus sentimientos y alcanzar la armonía si hay conflicto, estancamiento o desconexión en su relación.

Beneficios de la terapia de pareja

Las siguientes son algunas ventajas de la terapia de pareja:

  • Espacio seguro. Contar con un mediador externo que ayude a facilitar las discusiones constructivas en un entorno seguro y tranquilo.
  • Comprender mejor al otro: La terapia de pareja puede ayudarte a entenderte mejor a ti mismo, a tu pareja y a tu relación. Te permite transmitir tus emociones, esperanzas, ansiedades, prioridades, valores y creencias.
  • Mejorar las habilidades de comunicación: La terapia puede proporcionarnos mejores y nuevos estilos de comunicación. Puede ayudarte a expresarte y a pedir lo que necesitas sin culpar o atacar a tu pareja. Además, te sentirás más escuchado/a en tu relación.
  • Resolver conflictos: La terapia puede identificar los problemas que provocan desacuerdos recurrentes y sentimientos de distanciamiento. A continuación, puede ayudarte a trabajar y resolver los problemas. Te permitirá reconocer y trabajar en torno a los hábitos poco saludables o perjudiciales en tu relación.
  • Poner fin al comportamiento disfuncional: Una oportunidad para identificar tus patrones de comportamiento y erradicar los comportamientos disfuncionales.
  • Aumentar la satisfacción de la relación: La terapia de pareja puede ayudarte a ti y a tu pareja a ser felices juntos mejorando la calidad general de vuestra relación.
  • Fortalecer los valores de tu relación, el apego, el vínculo y la intimidad: La terapia también puede ayudar a recuperar la confianza perdida y devolver la chispa a tu relación.

Cómo abordar el tema de la terapia de pareja con tu pareja

Pareja planteándose iniciar terapia matrimonial

Si estás en el punto en el que crees que la relación necesita o podría beneficiarse de la terapia de pareja, coméntaselo a tu pareja. Es posible que se resista y no esté dispuesta a aceptar la ayuda. Explícale que la relación es importante para ti y que crees que esto podría beneficiaros a ambos.

La terapia de pareja es un tema difícil de abordar, así que aquí están nuestros consejos.

1 ) Elige el momento adecuado para la conversación.

Evita empezar la conversación si estáis ansiosos, estresados o tenéis prisa. Es mejor empezar cuando se está relajado y en un ambiente tranquilo. Tu pareja estará más tranquila, abierta y receptiva al diálogo si le prestas atención, le haces sentir bien y estableces una conexión emocional con ella.

2 ) Expresa tus expectativas y necesidades en la relación.

Cuando el contexto sea favorable para un intercambio tranquilo, expresa tus expectativas y necesidades de relación.

He aquí algunos ejemplos que marcan el tono de la conversación:

  • Quiero hablar contigo sobre lo que quiero de nuestra relación. Porque me encanta tenerte en mi vida, quiero que nuestra relación crezca y evolucione. ¿Te interesaría hablar conmigo sobre lo nuestro?
  • ¿Tendrías algo de tiempo este fin de semana para escuchar lo que me pasa con respecto a nuestra relación últimamente?
  • Necesito expresar lo que siento sobre la dinámica de nuestra relación; ¿cuándo tendrías tiempo para hablar de esto?

Sean cuales sean las frases que utilices, asegúrate de que las dices con suavidad, en voz baja y sólo con el objetivo de compartir lo que estás viviendo en tu relación para ayudarla a evolucionar. No enumeres todos los conflictos que has tenido ni critiques a tu pareja.

3) Afirma positivamente tu deseo de hacer avanzar la relación.

Permanece siempre presente y mantén la conexión emocional con tu pareja. Díle que te gustaría tener en la relación y lo que quieres experimentar con ella.

Sobre todo, abstente de cualquier juicio o crítica sobre lo que es tu relación a día de hoy para expresar lo que quieres.

Aquí tienes algunos ejemplos de expresiones negativas que no debes seguir:

  • Ya no somos una pareja; trabajas todo el tiempo y nunca nos vemos.
  • No organizas nada para nuestros fines de semana, así que no hacemos nada.

En su lugar, aborda el tema de forma positiva:

  • Me gustaría que compartiéramos más tiempo.
  • Me gustaría que de vez en cuando organizaras una salida de fin de semana para nosotros.
  • Me gustaría que cuidaras de ti mismo y de tu salud.

Al expresarte positivamente sobre los cambios que te gustaría ver en tu relación, tu pareja puede, a su vez, compartir su posible deseo de cambiar la relación.

4) Pregunta a tu pareja qué le gustaría mejorar en vuestra relación.

Es fundamental seguir sintiendo curiosidad por tu pareja. Tómate el tiempo necesario para interrogar a tu pareja y averiguar qué le gustaría mejorar en vuestra relación.

Aquí tienes algunos ejemplos de preguntas que podrías hacer:

  • ¿Qué deberíamos hacer mejor?
  • ¿Qué tendríamos que dejar de hacer para que nuestra relación fuera más pacífica?
  • ¿Qué deberíamos cambiar para que nuestros interminables conflictos cesen?

Para mantener una conversación de este tipo, mantente muy presente en el momento. Escucha a tu pareja sin ponerte a la defensiva. Su percepción de la situación puede diferir de la tuya, pero no es menos real.

5) Formula tu invitación a la terapia de pareja.

Es el momento de preguntar abiertamente a tu pareja si quiere hacer terapia matrimonial contigo. Evita las presiones y los ultimátums. En su lugar, inspíralos e invítalos en lugar de obligar a tu pareja a unirse a ti en este proceso.

He aquí algunos ejemplos de invitaciones constructivas:

  • Creo sinceramente que podríamos aprender a comunicarnos mejor si un terapeuta nos guiara. ¿Puedo organizarlo para los dos?
  • Nuestra relación es esencial para mí. La terapia de pareja podría ayudarnos a dejar de pelearnos y ser más unidos y felices juntos. Me encantaría que lo intentáramos juntos. ¿Qué te parece esta idea?
  • Nuestros amigos llevan un tiempo acudiendo a una excelente terapeuta y parece que les hace muy bien. Así que estaba pensando en contactar con ella para ver si nos puede ayudar. ¿Te parece bien?

Conclusión

Ya tienes nuestra guía para invitar a tu pareja a acudir a terapia y todos los beneficios que puede aportar. ¿A qué esperas?

Es normal que todas las parejas tengan conflictos, desconexiones y problemas a lo largo de su relación. Pero la terapia de pareja puede ayudar a todo tipo de relaciones con todo tipo de problemas.

Los ejercicios y técnicas creados por terapeutas cualificados te ayudarán a rehabilitar tu relación y a mejorar tus habilidades de comunicación. Tanto si te sientes alejado de tu pareja como si intentas superar una aventura, nunca es demasiado pronto para buscar ayuda.

No esperes hasta el punto de ruptura ni pierdas a un ser querido por falta de apoyo. Así que tal vez sea el momento de tener esa conversación con tu pareja, ya que la ayuda te está esperando en tu extraordinaria relación.

traducido del inglés por David Esteban

Leer a continuación >> depilación en bali: el mejor servicio de depilación con cera fría de azúcar en casa

Arrow point up yoga practice